Los medios pueden cambiar, la televisión y la radio evolucionar, pero lo único que permanece es el poder de la voz humana. Así que nuestra forma principal de marketing es el voz-a-voz. ¿Efectividad? MUY ALTA. Déjanos decirte que el 90% de las personas confían más en el consejo de un amigo con relación a un producto o servicio que en una propaganda de televisión. Impresionante, ¿cierto?